Manejo Reproductivo de las Yeguas Viejas

La yegua vieja más querida y valiosa ya no es la de antes, especialmente cuando se trata de sacarle una cría.

 

Cuando las yeguas madres entran en los 15-20 años de vida, su habilidad reproductiva se ve dificultada, y tratar de preñarla y de mantener la gestación se vuelve cada vez más y más problemático.

 

 

Los factores que influyen en ésta situación son numerosos, pero en muchas ocasiones, un buen manejo, diagnostico acertados, terapias médicas adecuada y terapias quirúrgicas adecuadas pueden optimizar las oportunidades de obtener un potrillo saludable antes de que se acaben los huevos de la canasta.

 

Baja fertilidad:

Contaminación e infección, ambas pueden causar una repuesta inflamatoria, y ser las principales razones de un fracaso reproductivo en las yeguas viejas. La inflamación en el útero puede destruir los espermios o el embrión.

En las yegua de edad una de las principales causas de contaminación e infección es la pobre conformación anatómica, que produce una reducida eficiencia de las barreras que mantienen la infección, orina, fecas y aire lejos del tracto reproductivo. El Dr. John Dascanio de la Universidad de Virginia y Maryland, ha establecido 3 alteraciones conformacionales más comunes:

  • La primera barrera contra la infección es la Vulva. Su ángulo en relación al ano es de vital importancia ya que cuando el animal defeca su conformación hace que las fecas caigan y se depositen justo arriba de la vulva, contaminando el tracto reproductivo externo. Por otro lado lo más probable es que los labios vulvares no se encuentren en estrecha relación, debido a las múltiples operaciones correctivas durante su activa vida reproductiva.
  • La segunda barrera es el pliegue vestíbulo vaginal, que esta ubicado a un tercio de la entrada vaginal entre los labios vulvares y el cervix, que puede volverse afuncional debido a los cambios anatómicos.
  • La tercera barrera es el Cervix, las yeguas que han tenido traumas a este nivel por partos distócicos, no tienen un cerrado 100% seguro a este nivel que pueda prevenir una infección bacteriana ascendente.

 

Todos estos componentes mezclados influyen en una disminución de la habilidad de prevenir contaminaciones del tracto reproductivo interno. Otro motivo de baja fertilidad es la acumulación de líquido intrauterino o la falla en la eliminación de este. Cada Monta desarrolla una endometritis, lo que es una respuesta fisiológica normal frente a la deposición espermática dentro del útero. La mayoría de las yeguas son capaces de eliminar estos problemas y de proporcionar una ambiente adecuado para el embrión cuando este entre al útero unos días después de la concepción.

 

Yeguas con problemas en los mecanismos de defensa uterinos, especialmente aquellas con problemas de eliminación de fluidos, retienen dichos líquidos que son causantes de inflamaciones y colonización bacteriana dentro del endometrio uterino. Con la edad el tono uterino de las yeguas (Miometrio), no se contrae de forma adecuada en cuanto a fuerza y duración como en las yeguas jóvenes. Por otro lado la mala posición anatómica y la mala acción del sistema linfático contribuyen a una baja eficiencia en al eliminación de fluidos.

Además de la contaminación, infección e inflamación, existen otros factores que influyen en la fertilidad:

  • Oocitos o huevos envejecidos, esto puede ser causante de una baja fertilidad incluso teniendo buenos resultados de biopsias, lavados uterino natural. Estos son factores que aumentan las incidencias de Muerte Embrionaria Temprana (MET), debido a que sus cromosomas pueden estar defectuosos, obteniendo una reducción en la fertilidad aunque la yegua sea capaz de concebir un embrión.
  • Hipotiroidismo o bajos niveles tiroídeos, es un defecto que resulta en una baja producción de hormonas tiroídeas. Este desorden puede influir en la concepción alterando otras funciones.
  • Abuso del uso de antibióticos, algunas veces pueden traer como consecuencia infecciones secundarias, pudiendo eliminar floras bacterianas inocuas que al mismo tiempo permiten la mantención de otras floras bacterianas en niveles subpatógenos.
  • Toxinas, sin embargo no son muy comunes. El caso de la festucosis pueden traer problemas afectando la concepción o gestación del embrión. También se ha descrito alteraciones en el celo, MET o gestaciones prolongadas en algunas regiones.
  • Genética, no es una condición de edad y es a veces causa de que yeguas sean incapaces de gestar en absoluto. Exámenes de sangre pueden determinar la causa de anormalidades cromosómicas, donde los cromosomas XX son reemplazados por XO, haciendola completamente infértil aunque posea un tracto reproductivo en buenas condiciones.
  • Quistes intrauterinos, son más comunes en las yeguas viejas, e interfieren con los movimientos de la vesícula embrionaria y con el proceso de reconocimiento materno de preñez.
  • Salud general, estado físico y nutrición, son factores importantes a considerar, ya que las barreras naturales para las infecciones están disminuidas en los animales muy delgados. Su actividad ovárica pasa a segundo plano, por lo que la actividad folicular puede detenerse o la calidad de sus oocitos disminuir.
  • Nacimientos seguidos, pueden afectar la anatomía de los ligamentos suspensores del útero alterando sus características anatómicas, produciendo problemas en la eliminación de fluidos o incluso produciendo daño en la inervación del útero alterando su contractibilidad.
  • Nacimiento alternados, siendo lo opuesto al tema anterior tampoco es beneficioso ya que puede ser más difícil preñar una yegua con partos año por medio. Esto hace que las yeguas tengan muchos celos en el año en que se deja seca. Los celos relajan el cervix y dan paso a contaminaciones.
  • Yeguas viejas vírgenes, son otras yeguas problema, ya que al no haber sido preñadas su cervix se encuentra muy cerrado por lo que dificulta la eliminación de fluídos.
  • Opciones del Padrillo, es importante tenerlo en consideración. Algunos padrillos poseen una viabilidad espermática muy alta (sobre 24-48 horas), lo que no coincide con la ovulación de las yeguas. En el caso contrario pueden tener viabilidad muy baja y sólo durar 12 horas. La concentración espermática, sin duda es otro factor a considerar ya que se requerirán mayores volúmenes de eyaculado para cumplir con la función reproductora.
  • Otros factores, que pueden ser causantes de infertilidad pueden ser atrofia endometrial, obstrucción de oviductos, anticuerpos contra espermios, tumores ováricos, uterinos, cervicales y/o vaginales.

 

 

Fracasos en la mantención de la gestación

Después de que se ha logrado solucionar todos los problemas anteriores, nos queda el trabajo de la mantención de la gestación por los 340 días (+/-15), que dura normalmente.

Los primeros 30-35 días son críticos, en ésta etapa la nutrición del embrión se establece mediante dos procesos principales.

 

El primero y más importante es a través del saco vitelino que se encuentra dentro de la Vesícula embrionaria, y el segundo, que es la alimentación que recibe de la Leche uterina, que es una secreción de las glándulas uterinas que proporcionan nutrientes que son absorbidos por la superficie de la vesícula embrionaria. Una vez producida la concepción (Día 0), el embrión entra al útero el día 6-7, donde necesita de un ambiente propicio para su implantación, sin antes migrar de una lado para otro hasta el día 16-18 postovulación. Es aquí donde los mecanismos de defensa uterina y el pobre ambiente del cual hemos hablado entran a actuar. Es fundamental que un buen ambiente uterino permita la implantación y formación de una adecuada fijación placentaria.

El próximo período es alrededor de los días 35-40 postovulación, donde las fijaciones placentarias comienzan a producir hormanas que mantendrán al feto hasta el término (Copas endometriales).

Posterior a este periodo solo causas infecciosas y no infecciosas como la gestación gemelar, herpes Virus, festucosis entre otras podrán terminar con la gestación.

 

Diagnóstico

Es obvio que el diagnóstico de las causas de infertilidad son necesarios para determinar los tratamientos a seguir. Es necesario realizar una revisión completa de animal, tanto física como reproductiva. La evaluación del tracto reproductivo externo e interno debe ser con el apoyo de todas las tecnologías disponibles como Ecografías y cultivos, biopsias y citologías como métodos de laboratorio.

 

Tratamientos

Los defectos anatómicos de vulva, pliegue vaginal y cervix, puedes ser corregidos quirurgicamente. Reconstrucción del cervix, extensión uretral y la operación Castlick (Sutura vulvar), deben ser ejecutadas una vez evaluada la condición uterina, debido a que no será de mucha ayuda una intervención quirúrgica si la matriz se encuentra alterada.

Para el caso de la eliminación de fluidos intrauterina, se pueden mejorar por medio de lavados intrauterinos con soluciones suaves de povidona yodada y suero fisiológico. Este procedimiento se puede hacer hasta 2-3 días después de la ovulación, antes de la llegada de la concepción a la matriz para dejar una ambiente adecuado para la gestación. Posterior al lavado se puede aplicar inyecciones de oxitocina IM para producir una adecuada contracción uterina y la consecuente eliminación de fluidos. El uso de antibióticos intrauterinos sólo es recomendado en este mismo período ya que cualquier intervención posterior a los 4 días después de la ovulación es contraproducente. Si se requiere un tratamiento antibiótico más prolongado, la vía sistémica sería la más adecuada utilizando el producto adecuado dependiendo de los resultados de laboratorio.

La mantención de un programa de salud es de vital importancia. Las vacunas de Rhinoneumonitis son aplicadas el 5º, 7º y 9º mes de gestación. La vacuna contra la Influenza debe ser colocada anualmente, idealmente al 10º mes de gestación con el objetivo de inmunizar también al potrillo.

Tampoco hay que dejar de lado la alimentación de la yegua madre con raciones apropiadas para suplir los requerimientos y la madre, bloques de sal y aditivos minerales.

Hoy en día existen muchas tecnologías que nos pueden ayudar a mejorar la condición reproductiva de una yegua madre vieja. Es de responsabilidad del Médico Veterinario el de realizar todos los esfuerzos posibles para soluciona los problemas reproductivos.

Conociendo las reales causas que producen los problemas de fertilidad y apoyándose en los adelantos científicos para llegar con más certeza a ellos, sin duda, el futuro se ve con mejores perspectivas para que nuestra yeguas vieja más querida y valiosa sea la misma yegua de antes.

 

 

<<< ARTICULO ANTERIOR | ARTICULO SIGUENTE >>>

VOLVER A TEMAS VETERINARIOS

 

 

..Contáctenos vía e-mail:

Informaciones
info@zoodata.com

Dr. Online
drweb@zoodata.com
Ventas
ventas@zoodata.com

Sugerencias
sug@zoodata.com
Serv. Técnico
stec@zoodata.com

Publicidad
adv@zoodata.com

..Contacto telefónico:

Teléfono:
(56-2) 203 77 00

Fax:
(56-2) 203 77 11